Plantas / Hierbas

Aceite de almendras. Descripción, beneficios y toxicidad

Propiedades del aceite de almendras
Aceite de almendras. Descripción, beneficios y toxicidad
5 (100%) 2 votos

El aceite de almendras no es otra cosa que uno de los componentes esenciales de la propia almendra. Es por ello por lo que los beneficios propios de la almendra se pueden extrapolar al aceite. Sin embargo, hay que tener en cuenta que al tratarse de un aceite las aplicaciones pueden ser mucho mayores tal y como vamos a ver ahora.

Ebook Remedios Naturales

Aplicaciones estéticas del aceite de almendras

Antes de hablar de las aplicaciones que puede tener el aceite de almendras dentro del mundo de la estética, conviene decir que estas aplicaciones son posibles debido a que este aceite ha sido tratado previamente para que se pueda aplicar en determinadas zonas de nuestro cuerpo.

Beneficios del aceite de almendras

Es un potente hidratante para nuestra piel

Este es sin duda su principal beneficio estético. Como consecuencia de su tratamiento, son muchos los productos, sobre todo en forma de cremas y lociones, los que podemos encontrar con este aceite esencial. Un aceite esencial que mantiene nuestra piel perfectamente hidratada al punto de que reduce los picores que muchas personas tienen por falta de hidratación. Ideal sobre todo para épocas calurosas o muy frías en las que la piel sufre mucho más de la cuenta. Asimismo lo podemos combinar con otros remedios naturales para la piel como es el caso de aloe vera.

Ahora puedes luchar contra las estrías

Las estrías es un problema que afecta a muchas mujeres sobre todo después de haber dado a luz. Pues bien, una loción de aceite de almendras aplicada con regularidad, hará que la piel se vuelva más tersa y firme. También va a ser capaz de reparar aquellos tejidos que hayan sido dañados durante el proceso de engorde y adelgazamiento por lo que puede ser nuestro mejor aliado en algunos casos tan concretos como el que acabamos de ver en estos momentos.

Mantén tu cabello sano

Cierto es que podemos encontrar muchas plantas que pueden ser buenas para el cabello como el caso de la camomila. Sin embargo, a día de hoy existen algunos champús o acondicionadores que tienen el aceite esencial de almendras como elemento fundamental y que ayuda a mejorar el riesgo sanguíneo por nuestro cuero cabelludo. Esto lo que hace es fortalecer el pelo que ya tenemos que ayudar a que crezcan nuevos cabellos. Una solución natural que además es mucho más barata que los remedios milagrosos que venden sobre todo en la red de redes.

Combate la piel grasa

Dentro de los beneficios del aceite de almendras podemos hablar que es perfecto para combatir la piel grasa. Debido a la polución y a otros agentes externos, son muchas las personas las que tienen la piel grasa. Pues bien, gracias a la aplicación de manera tópica, sobre todo por la noche del aceite de almendras, vamos a poder eliminar el exceso de grasa. Algo que va a evitar pequeñas infecciones y el acné. Por ello también lo podemos combinar con otras hierbas para evitar los granos en nuestro rostro.

Siente tu rostro más joven

Para terminar de hablar de las propiedades del aceite de almendras, no podemos dejarnos en el tintero la capacidad que tiene de hacer que nuestro rostro sea más joven. Esto es gracias a la capacidad que tiene de iluminar nuestra piel al mismo tiempo que va a poder rellenar las pequeñas grietas y arrugas que tenemos en nuestro rostro. Se podría decir que tiene un efecto muy parecido al que tiene el ácido hialurónico. En consecuencia puede ser un compañero de viaje ideal para sentirnos más atractivos o atractivas a pesar de que nuestra edad vaya en aumento.

Propiedades del aceite de almendras

Toxicidad del aceite esencial de almendras

Antes de consumir de cualquiera de las maneras que hemos descrito este tipo de aceite, lo cierto es que la toxicidad del aceite de almendras está descrita.

En primer lugar tenemos que decir que un uso moderado no está para nada contraindicado. Sin embargo, puede llegar un momento que si lo utilizamos en exceso, nuestra piel se resienta de manera que puedan surgir pequeñas irritaciones así como algunas rojeces que llegado el caso se pueden incluso infectar con todo lo que ello conlleva.

Pero eso no es todo ya que, además, tendremos que ser cuidadosos con el tipo de almendra que adquirimos. Y es que mientras que el aceite de almendras dulces no es tóxico en absoluto, a no ser por supuesto que lo utilicemos en exceso, los beneficios de los aceites que provienen de otras variedades de almendras no están contrastados por lo que tenemos que ir a cómpralo siempre a los herbolarios de confianza que son los que nos van a poder ofrecer justamente el producto que queremos y que necesitamos.

Todo lo que puedas ver sobre todo por internet, con unos precios elevados, seguramente no reúne los requisitos que necesitamos.

Share on Pinterest
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top