Plantas / Hierbas

La amapola: qué es, variedades y uso de las semillas

amapola comun
La amapola: qué es, variedades y uso de las semillas
5 (100%) 1 voto

La amapola es una de esas flores silvestres que todos conocemos. Su inconfundible rojo da color a de campos y sendas. Sin embargo, la amapola es un nombre común que agrupa a diferentes especies que hoy vamos a conocer un poco mejor.

Ebook Remedios Naturales

¿Nos acompañas?

¿Qué es una amapola?

Quizás no lo sepas pero amapolas hay muchas. Pero en la flor que todos pensamos cuando oímos ese nombre es siempre una flor de un rojo espectacular. Esta flor es a la que se denomina amapola silvestre o común.

El nombre científico de la amapola es Papaver rhoeas.

Se trata de planta anual y con un tallo cubierto de finos pelos que puede llegar a medir 50 cm. El fruto de la planta se encuentra dentro de una cápsula y sus semillas son de color negro.

Estas plantas crecen de manera silvestre en campos sembrados ya que su ciclo de vida se adapta a la mayoría de los cultivos de cereales.

Esta planta destaca porque contiene varios tipos de alcaloides (compuestos químicos) que se concentran especialmente en sus pétalos y actúan sobre el sistema nervioso. De hecho, se suele utiliza en la industria farmacéutica para tratar (entre otros) el insomnio, la ansiedad y la depresión.

¿Qué tipos de amapola existen?

Aunque puedan parecerse entre ellas, lo cierto es que hay más de 100 variedades de amapola. Y cada una tiene distintos usos y propiedades.

Por sus colores y vistosidad se utilizan a menudo con fines ornamentales. Veamos las utilidades que presentan cada una.

1. Amapola común o Papaver rhoeas

De color rojo intenso, suele florecer en primavera o principios de verano y se adapta perfectamente a casi cualquier tipo de suelo.

Las hojas son ligeramente venenosas para los animales herbívoros. Aunque fíjate si es curioso que si son hojas verdes frescas (antes de la floración) pueden cocinarse como las espinacas. Al cocinarse pierden las propiedades venenosas aunque sí mantienen los efectos sedantes de los alcaloides.

Por este motivo, con el tiempo se ha abandonado su consumo como alimento.

Como ya veremos más adelante, las semillas sí son inofensivas. De hecho, son muy comunes como condimento en panadería y bollería. Por su parte, los pétalos se usan para la elaboración de siropes y bebidas no alcohólicas.

2. Amapola de California

La Eschscholzia californica o Amapola californiana ha sido utilizada tradicionalmente como sedante para aliviar problemas de insomnio y ansiedad. Se trata de una planta vistosa por lo que que también fue utilizada con fines ornamentales.

Uno de sus componentes, la eschscholtzia, ayuda a conciliar el sueño y también mejora los estados de pesadillas y terrores nocturnos. Como no llega a considerarse un narcótico es un buen sustituto de los hipnóticos ya que no causa dependencia y no provoca somnolencia secundaria.

Así, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado su uso tradicional para aliviar la ansiedad. También la recomiendan para tratar neuralgias, neurastenia, depresión, insomnio y sensibilidad a los cambios del tiempo.

3. Amapola blanca o Papaver Somniferum (la adormidera o amapola del opio)

La amapola a menudo se asocia con el mundo de las drogas y esto se debe a esta variedad de la que se extrae el opio. La Papaver Somniferum contiene más de 20 alcaloides diferentes, siendo algunos de los que se extrae la codeína o la morfina.

Es tóxica si se consume en exceso y su cultivo es ilegal (está penado por la ley en muchos países). Por ejemplo, en España sólo se permiten las plantaciones bajo autorización para su uso en la industria farmacéutica. Para intentar evitar los robos su ubicación exacta es secreta y están sometidas a estrictas medidas de seguridad.

Esta variedad se distingue de la amapola roja por el color de sus hojas ya que es algo más rosáceo. También pueden ser blancas o violeta claro.

De hecho, el símbolo de la amapola significa sueño e incluso muerte. Aunque esto también puede deberse a que en algunos países se usa para honrar a los soldados caídos.

4. Amapola Amarilla

La amapola amarilla es una planta perenne que se encuentra especialmente en suelos de sombra y roca en Europa occidental (Gales, Irlanda, Inglaterra, España y Francia).

De hecho su nombre científico, papaver cambricum, hace referencia a su procedencia (de Cambria, Gales).

semillas de amapola

Las semillas de amapola: propiedades 

Las semillas de amapola se extraen de las flores y tienen un tamaño pequeño, de color negro y un sabor parecido al de las nueces. Además, aportan grandes beneficios nutricionales con su consumo habitual.

Ya en la antigüedad, muchas culturas las utilizaban como ingrediente en la cocina. Por ejemplo, en la cultura china o la hindú.

Esto se debe a que todas las semillas de la amapola son ricas en ácido linoléico y oléico. Al igual que el aceite de oliva, su consumo ayuda ligeramente a controlar el nivel de colesterol en sangre y el envejecimiento celular.

Veamos de forma más concreta de qué están compuestas estas semillas:

  • Ácidos grasos saludables: son aliadas para cuidar el sistema cardiovascular y a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Vitaminas: destacan varias del grupo B, además de E y C. Por ello las semillas ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico.
  • Minerales: magnesio, calcio, potasio, hierro o zinc, entre otros.
  • Fibra.

Por todo ello, hoy en día las semillas de amapola son muy utilizadas en la elaboración de panes, pasteles, galletas, sopas, ensaladas y pastas.

Ideas para consumir semillas de amapola

Hay varias opciones para beneficiarnos de su consumo habitual. Por ejemplo:

  • Ensaladas: como condimento, esparciendo un puñado por encima.
  • Sopas y caldos: añadiendo un puñadito al plato ya preparado.
  • Galletas o pasteles: aunque no es la opción más saludable (aunque probablemente sí la más sabrosa), podemos utilizarlas en nuestras elaboraciones caseras.
  • Yogur: espolvoréalo y tómalo en la merienda.

Échale imaginación e incorpora el uso de semillas de amapola en tus platos. Recuerda que su sabor es parecido al de las nueces por lo que tienes mil y una posibilidades. Si quieres comprar semillas entra aquí.

La amapola: una flor con muchas propiedades diferentes

Ya ves que tanto la flor como las semillas de amapola tienen una gran variedad de usos y beneficios para nuestra salud. Y lo mejor de todo es la multitud de opciones que tienes para consumirlas: en sopas, panes, galletas, yogur.

¿Te animas a cultivarlas en tu jardín?

Aquí tienes semillas para el cultivo.

¡No dejes de mandarme una foto cuando crezcan!

Share on Pinterest
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top