Plantas / Hierbas

Poleo. Descripción, hábitat, propiedades y beneficios

Beneficios de la planta del poleo
Vota este artículo

El poleo es una planta perenne que pertenece a la familia de las labiadas. Los tallos del poleo se caracterizan por ser reptantes en su inmensa mayoría. Asimismo, las hojas que tiene suelen tener 2 hojas de forma oval de unos 2 centímetros de longitud.

Ebook Remedios Naturales

Cultivo del poleo

En cuanto a las hojas, parte fundamental de la planta del poleo, miden tan solo 6 milímetros y tienen un color violáceo o rosado aunque este color es mucho menos frecuente de lo que nos podamos imaginar. Decir también que, como luego se puede comprobar, la hierba del poleo tiene un olor muy penetrante y muy peculiar.

Hábitat del poleo

En cuanto al hábitat tenemos que decir que de forma general suele ser una planta que agradece estar en zonas más bien húmedas. Es por ello por lo que esta hierba suele crecer en algunos sitios tan característicos como orillas del río y estanques.

Beneficios y propiedades del poleo

Si por algo se conoce el poleo es por la gran cantidad de propiedades que tiene. Por ello por lo que vamos a hacer un pequeño resumen de todo lo que nos podemos encontrar gracias a esta hierba. Vamos pues con ello.

Nos facilita la digestión

A día de hoy son muchas las plantas las que podemos encontrar dentro de la medicina natural que nos ayuden a hacer una buena digestión. Entre ellas podemos encontrar la manzanilla e incluso la pasiflora. Sin embargo, el poleo se lleva la palma desde todo punto de vista. De hecho, una sencilla infusión de poleo puede ser más que suficiente para hacer que nuestros jugos gástricos actúen de una manera mucho más efectiva que lo hacen hasta ese momento. Además, incluso es una buena solución para aquellas personas que tienen gases habitualmente.

Ayuda a eliminar muchas toxinas

No son pocas las hierbas las que a día de hoy ayudan a depurar nuestro organismo. Sin embargo hay algunas que son mucho más efectivas que otras. Una de ellas puede ser el té, del cual ya hemos hablado aquí en otra ocasión. No obstante el poleo tiene una función muy concreta en la depuración de nuestro cuerpo.

Más que nada porque lo que hace, gracias a sus principios activos, es actuar sobre el propio hígado. De esta manera, y con una sencilla infusión tomada de manera regular, vamos a poder ayudarle a filtrar mucho mejor todo lo que pase por él.

Combate las enfermedades respiratorias

Pero claro, si hay algo a lo que contribuye el poleo es a aliviar los síntomas de algunas de las principales enfermedades respiratorias. Así las cosas, un resfriado común, una gripe, una faringitis e incluso una bronquitis, se puede llevar mucho mejor gracias a los vapores de poleo que nos podemos administrar. Y todo ello con la ventaja de que al ser un tratamiento totalmente natural como el de otras hierbas de las que hemos hablado aquí, no conlleva ninguna clase de efecto secundario.

Beneficios de la planta del poleo

Disminuye los vértigos

Si hay un problema que padecen muchas personas y que en la inmensa mayoría de las ocasiones solo se palía con medicamentos, son los vértigos. Unos vértigos que también pueden solucionarse en cierta medida gracias al poleo. Un poleo que ahora no debe ingerirse en forma de infusión ya que las grajeas con mucho más efectivas, las cuales, por cierto, vas a poder adquirir en cualquier herbolario.

Es un potente aliado contra el dolor

El dolor crónico es uno de los problemas más importantes para muchas personas. Pues bien, el poleo, gracias a sus elementos activos, puede ser la solución. Tanto en infusiones, como en vapores como en forma de pastillas, es una gran solución para combatir algunos de los principales dolores más comunes en nuestro cuerpo como pueden ser los dolores de cabeza, de garganta o musculares.

Alivia los picores

Para terminar tenemos que hablar de uno de los beneficios del poleo menos conocidos por todos. Nos referimos al que hace que los picores que podamos tener en nuestra piel se alivien de una manera definitiva.

Esto se consigue gracias al frescor de esta planta que hace que la circulación de la sangre de nuestra piel se produzca de una manera más fluida. Esto hace que las personas que son propensas a tener la piel un poco más áspera y que tengan algunos problemas comunes como puede ser el caso de psoriasis, por ejemplo, lo lleven mucho mejor que hasta ahora.

Antes de irnos, sin embargo, no queremos despedirnos sin antes deciros que puedes consumir el poleo sin ninguna clase de problema tanto en infusiones como en granjeas ya que no se han descrito efectos secundarios que puedan afectar de manera directa a nuestro organismo. Incluso lo puedes combinar con otros tratamientos sin problema alguno.

Share on Pinterest
1 Comment

1 Comment

  1. Angel

    28 octubre, 2016 at 9:37 pm

    EXCELENTE INFORMACIÓN

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top