Saltar al contenido
Hierbaspara – Remedios caseros y plantas medicinales

Plantas Medicinales

¿Qué pensarías si alguien te dijera que gracias a determinadas plantas y hierbas tú puedes sanar diversas dolencias, molestias tanto físicas como psíquicas e incluso enfermedades?

Pues bien, todo esto es posible gracias a una gran variedad de hierbas medicinales que contienen diversas propiedades curativas que pueden ayudarte a recuperar tu salud, bienestar y vitalidad para que puedas tener una salud de hierro.

Es lo que se conoce como fitoterapia, es decir, el uso de plantas y hierbas con fines terapéuticos. Y aunque el nombre es relativamente nuevo lo cierto es que las plantas medicinales se llevan usando desde la prehistoria, donde muchas tribus de diferentes regiones del mundo ya recurrían a la naturaleza para cuidar su salud y empleaban hierbas de la zona para curar enfermedades o romper maleficios.

Ahora, ¿qué poder tienen exactamente las hierbas para cuidar tu salud? ¿Cuáles son las plantas medicinales más utilizadas, qué propiedades tienen y cuáles son los mejores remedios caseros? Enseguida te lo contamos todo en detalle.


El poder de la fitoterapia para cuidar tu salud

La fitoterapia es el sistema medicinal más antiguo y uno de los más testados que existen hoy en día.

Se trata de una rama de la medicina natural que utiliza los extractos de plantas medicinales para cuidar la salud, y lo cierto es que tiene una gran cantidad de ventajas para el organismo y existen multitud de estudios e investigaciones que así lo confirman.

cresta de gallo celosia argentea var cristata

Incluso los laboratorios farmacéuticos han elaborado medicamentos derivados de los principios activos de determinadas plantas debido a sus elevadas propiedades medicinales, como es el caso de la aspirina. Y eso es solo el principio.

Actualmente se calcula que existen, alrededor del mundo, cerca de 25.000 hierbas medicinales que pueden ser usadas con fines terapéuticos, cada una de ellas con diferentes principios activos que actúan de manera específica sobre nuestro cuerpo para proporcionarle las herramientas necesarias para que él mismo restablezca su equilibrio interno.

Precisamente debido a esas sustancias químicas naturales que contiene cada planta, es muy importante tener un conocimiento completo y profundo de la fitoterapia antes de comenzar a aplicarla así como es esencial consultar a un profesional especializado que te indique qué tomar, cuándo, en qué cantidades y cómo pueden interferir las plantas que tomes con otros medicamentos que estés usando.

Por otro lado, tener unos conocimientos mínimos y suficientes sobre la fitoterapia también te permitirá adentrarte en el apasionante mundo de las hierbas medicinales y usarlas en tu beneficio, así que por supuesto también puedes sumergirte por tu propia cuenta en el mundo de las plantas curativas e iniciar tu propia búsqueda e investigación acerca de los remedios naturales a base de hierbas.

Pero precisamente por el cuidado que requiere el uso de plantas curativas es muy importante que dediques un tiempo a adquirir los conocimientos necesarios para así asegurarte, una vez comiences, que estás tomando la dosis correcta de cada planta y que conoces con exactitud los efectos secundarios y las contraindicaciones de cada una de ellas.

Ten en cuenta también, que no basta con elegir aleatoriamente cualquier parte de una determinada planta sino que cada tipo de hierba tiene distintas propiedades en diferentes partes, ya sea en las hojas, en el tallo, los frutos, las flores o las raíces. Es por eso que es recomendable que te informes bien antes de comenzar a tomar cualquier remedio natural a base de hierbas o plantas medicinales.

Listado de hierbas medicinales más utilizadas

Lo cierto es que existen muchísimas plantas curativas que pueden ayudarte a optimizar tu salud integral así como ayudarte a prevenir cualquier malestar o enfermedad.

Cada planta medicinal tiene una propiedad específica que sirve para curar o prevenir diversas enfermedades o problemas de salud, pero básicamente podríamos dividirlas entre plantas medicinales para curar dolencias y enfermedades, plantas para adelgazar y plantas para prevenir y aliviar síntomas.

Dentro de esta clasificación, podemos encontrar una gran multitud de plantas que nos ayudarán a restablecer nuestra salud.

borago officinalis

Por ejemplo, puedes usar la pasiflora como sedante y calmante para el sistema nervioso lo cual te permitirá relajarte por las noches y tratar problemas cardiovasculares como la hipertensión, las taquicardias y el insomnio.

O también puedes usar la cola de caballo para tratar el pelo y las uñas o combatir la celulitis, así como para tener los huesos más fuertes y como regenerador celular.

La raíz de cúrcuma, en cambio, actúa como un buen antiinflamatorio que además sirve para tratar la artritis, el hígado, la psoriasis, los hongos y eliminar sustancias cancerosas; y las hojas de damiana te permitirán tratar problemas como la impotencia, la eyaculación precoz, la frigidez, la depresión, el agotamiento y hasta el vaginismo.

Si lo que quieres es aumentar las defensas de tu cuerpo o incluso tratar un molesto y doloroso herpes labial puedes usar la equinácea ya que es ideal para ello; y si sufres de asma, gripe, tos o anginas puedes usar el eucalipto ya que es un magnífico expectorante. Pero las propiedades de las plantas curativas no terminan ahí, porque este es solo el principio.

Hay infinidad de hierbas que pueden ayudarte a tratar diversas dolencias y restablecer tu salud. Estas son algunas de las más conocidas y empleadas en la actualidad: aciano, cardo mariano, algas, flor de amapola, raíz de angélica, grano cribado de anís, semillas de apio, hojas de arándano, arenaria, flor de árnica, corteza de arraclán, artemisa, avena sativa, flor de caléndula, cardamomo verde extra, castañas de indias, centella asiática, rabos de cerezas, menta, raíz de regaliz, sol de oro, alcachofa, semillas de zaragatona, valeriana, ginseng, cimifuga, ortiga blanca y verde, diente de león, lavanda, sauco, cilantro, comino, corteza de copalchi, raíz de cúrcuma o cúrcuma molida, bayas de enebro, equinácea, frutos de escaramujo, espino blanco, hojas de frambuesa, eucalipto, hojas de fresno, gordolobo, raíz de jengibre, hoja molida de laurel, hojas de presa, flor de milenrama, mostaza amarilla en grano, hojas de oliva, guayaba, corteza de roble, uña de gato, tila o tomillo.

Y aunque estas son solamente las plantas más habituales lo cierto es que existen muchísimas otras variedades que están llenas de propiedades para ayudarte a restablecer tu salud y lograr que recuperes tu bienestar y energía naturales.

Si deseas saber qué plantas puedes usar para tratar una determinada dolencia en particular, encontrarás muchísima información en los diferentes artículos de esta página para que así puedas adquirir los conocimientos básicos y de ese modo comenzar a ponerlos en práctica lo antes posible.

Las propiedades más destacadas de las plantas medicinales

Podríamos escribir diez libros sobre todas las propiedades de las hierbas curativas y todavía nos seguiría faltando espacio. Y es que la fitoterapia tiene tantas propiedades para tratar todo tipo de dolencias que es casi imposible enumerarlas todas.

Lo que es importante que sepas es que no todas las plantas medicinales poseen los mismos componentes activos y, por tanto, no sirven para tratar las mismas dolencias por lo que es esencial que te asesores bien antes de comenzar a tomar algún remedio natural.

semillas de comino

Sin ir más lejos, puedes usar remedios naturales a base de plantas y hierbas ya sea para el embarazo, para tratar alergias, para la diarrea, dolores de cabeza y jaquecas, fiebre, insomnio, enfermedades bucales, dolores y problemas menstruales, infecciones, problemas estomacales, retención de líquidos, problemas nerviosos y neurológicos, cuestiones relacionadas con el hígado o con parasitos y lombrices, reuma, bronquitis, problemas del corazón, depresión y ansiedad, estrés y mucho, mucho más.

Por ejemplo, el fucus es una planta que te funcionará muy bien para tratar la obesidad, la celulitis, la retención de líquidos, el colesterol y la gota; mientras que la fumaria ayuda a combatir el acné y las lesiones en la piel (además de funcionar como un potente tónico facial) y las hojas de hamamelis gracias a que tienen taninos y flavonoides sirven para tratar problemas de varices, irregularidades del aparato circulatorio, dolores de piernas, moratones y al mismo tiempo cuidar el cutis.

En cambio, las hojas de hierbabuena tienen propiedades digestivas; la planta de hipérico es un buen remedio para la acidez y el tratamiento de las úlceras además de ser anti cancerígeno, analgésico y ayudar a regular la menstruación; y el lemongrass es un buen remedio para la concentración y la memoria además de ayudar a blanquear los dientes.

Como puedes ver, existen muchísimas plantas y hierbas que tienen propiedades curativas diferentes; y aunque este es solo el principio lo cierto es que la fitoterapia está llena de soluciones y remedios para tu salud. ¡Es cuestión de ir descubriéndolos!