Saltar al contenido
Hierbaspara – Remedios caseros y plantas medicinales

Ajenjo o artemisia absinthium, medicina natural del antiguo Egipto que ha llegado a nuestros días

¿Te gustaría conocer una planta que haga tus digestiones más ligeras? ¿O que eliminase las bacterias de tu cuerpo? ¿Qué te parecería si, además, aliviase los gases? Suena bastante bien… ¿existirá una planta así?

Pues por increíble que parezca, sí. Se llama ajenjo y en el post de hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre ella:

  • Origen.
  • Hábitat.
  • Cómo tomarla.
  • Y un montón de aspectos más.

Y lo mejor de todo es que, lo único que tienes que hacer para obtener toda esa información, es scroll hacía abajo… más sencillo imposible. 😉


¿Qué es el ajenjo?

Originaria de las zonas con clima templado del norte de África, Asia y Europa, la planta de ajeno es uno de los remedios naturales más utilizados por el hombre. De hecho, los antiguos egipcios ya la usaban para sanarse y transmitieron sus conocimientos sobre ella a los griegos.

En cuanto a su aspecto, se trata de una planta cuya altura está entre los 40 y los 150 centímetros de altura, tiene hojas de un tono verde azulado recubiertas de vello (como pasa con el gordolobo) y sus flores son de color amarillo.

Su nombre científico es artemisia absinthium (comparte nombre con el abrótano macho) y para el primer término, existen dos teorías sobre su origen:

  1. La primera de ellas sostiene que su nombre le fue dado en honor a Artemisa, diosa griega de la caza y la curación (en especial durante el embarazo y al dar a luz).
  2. La otra teoría también afirma que es en honor a una mujer, solo que en este caso sería Artemisia II, Reina de la Caria y experta botánica.

Para el término absinthium  no hay discusión, ya que se trata de una palabra latina que significa “sabor a absenta”. Otras formas más comunes por las que también se le conoce son:

  • Ajenjo.
  • Ajorizo.
  • Artemisia amarga.
  • Asensio.
  • Hierba santa.

Esos son solo algunos… ¡hay muchos más!

Cómo tomar ajenjo

A la hora de disfrutar de sus múltiples propiedades, tienes a tu disposición distintas opciones en función de tus gustos y necesidades.

1. Infusión

De entre las muchas hierbas para infusión que hay, el ajenjo es una de ellas. Además, preparar una bebida con esta planta no puede ser más sencillo, basta con seguir estos pasos:

  1. Preparara una cucharadita de artemisia absinthium seca por cada taza que quieras preparar.
  2. Pon la cantidad de agua que necesites a hervir.
  3. Cuando empiece, agrega la planta y déjala a fuego suave durante al menos 10 minutos.
  4. Una vez transcurridos, retírala del fuego y deja que repose hasta que se pueda tomar.

¿Ves que sencillo? Ahora usa un colador para que no caigan trozos en las tazas y no tomes más de tres al día.

2. Otras alternativas

Pero si no eres muy “fan” de las infusiones o no tienes tiempo para preparar una, siempre puedes optar por otros métodos igual de eficaces como:

  • Cápsulas 100% naturales.
  • Tinturas.
Hojas de Ajenjo 300mg x 90 cápsulas (no estearato de magnesio)
  • Este producto no contiene estearato de magnesio,
  • Sin gluten
  • Cápsulas vegetarianas
  • Productos naturales totalmente libres de aditivos
Tintura de ajenjo - 100ml - (Artemisia absinthum)
  • Acción de limpieza
  • Relación de extracción: 1: 3 Volumen Alcohol: 45%
  • Larga historia de uso tradicional
  • Envasada en una botella de vidrio marrón de la Farmacopea de grado
  • El ñame salvaje, el etanol y la extracción de agua

Aquí lo único que tienes que hacer es seguir las instrucciones. 😉

Propiedades del ajenjo, ¿para qué sirve?

La pregunta sería para qué no sirve esta planta… Fíjate hasta que punto tiene unas propiedades tan buenas, que en el libro “Tesoro de los pobres” se la conoce como la madre de todas las plantas (al más puro estilo khaleesi. 😉 ).

¿Cree que es exagerado? Veamos hasta qué punto punto es así o no. 😉

1. Ayuda a tu sistema digestivo

Olvídate de la manzanilla y de las otras muchas alternativas naturales para el dolor de estómago. A partir de hoy, el ajenjo forma parte de tu lista de imprescindibles no solo para eso, sino también para:

  • Digestiones pesadas: todo gracias a su capacidad de activar la hormona gastrina, que es la responsable de que tu cuerpo haga una correcta digestión.
  • Exceso de gases: se trata de una consecuencia directa de digerir bien los alimentos, ya que estos no se quedan en los intestinos.

Así que ya sabes, una taza de ajenjo antes de cada comida y la sobremesa es más llevadera. 😉

2. Regula el ciclo menstrual

Tanto si padeces de amenorrea (falta de menstruación) como de dismenorrea (menstruación irregular), esta “hierba santa” te ayuda a que estos problemas desaparezcan.

¿Cómo lo hace? Todo se debe a su alto contenido en tuyona, que le confiere sus propiedades emenagogas o, dicho con otras palabras, hace que la menstruación llegue de forma más sencilla.

3. Estimula el apetito

Debido a los cánones de belleza que la sociedad intenta imponer, resulta sencillo caer en trastornos alimenticios como bulimia o anorexia. Por suerte, el ajorizo es un remedio natural excelente para evitarlos.

Gracias a sus principios amargos, que hacen que el estómago empiece a moverse y envíe una señal al cerebro pidiendo comida, el apetito de toda persona que lo consume se despierta.

Si quieres utilizarlo para este caso, lo ideal es tomar una infusión media hora antes del almuerzo y de la cena.

4. Elimina los parásitos intestinales

Esta planta posee propiedades antiparasitarias, y resulta en especial eficaz para barrer de tu cuerpo los gusanos intestinales. En concreto, resulta efectiva cuando estos están todavía en forma de larva.

Contraindicaciones del ajenjo

La artemisia absinthium no se considera una planta tóxica, pero eso no quiere decir que sea peligrosa tomarla. De hecho, solo se prohíbe su consumo a las embarazadas o que dan el pecho. El motivo es que está considerada como planta abortiva.

Más allá de eso, el único problema que puedes haber es que si consumes demasiada o durante mucho tiempo, puede llegar a producir alucinaciones.

De todas maneras, la mejor forma de ahorrarte disgustos es hablar con tu médico antes de empezar a tomarla.

¿Cuál es tu opinión sobre el ajenjo?

Como dice la canción, “todo tiene su fin” y este post sobre la  artemisia absinthium no iba a ser menos. Aunque todavía puedes hacer que continue…

Si tienes cualquier dato que aportar sobre esta planta, quieres contarnos tu experiencia si ya la consumes o tienes alguna duda, baja todavía un poco más hasta donde pone “Deja tu comentario”, ahí tienes una caja de texto para escribir lo que sea que quieras decirnos.

¡A los 1.000 primeros no les cobramos! 😉