Saltar al contenido
Hierbaspara – Remedios caseros y plantas medicinales

Cantueso o lavandula stoechas, un tipo de lavanda que sana tu cuerpo por dentro y por fuera

Es muy probable que hayas descubierto hace poco que existe una planta que se llama cantueso. Es más, hasta es probable que esta sea la primera vez que “escuchas” ese nombre y ahora estés pensando que si no es conocida, es porque no sirve para nada, ¿no?

¡Error!

De hecho, es justo al revés… Se trata de una planta con unas propiedades curativas increíbles y que sirve para tratar dolencias muy variadas. ¿Quieres descubrir cuáles son? Te las contamos todas en las próximas líneas.

¡Al lío!


¿Qué es el cantueso?

El cantueso es una planta que pertenece a la familia de las lamiaceae. Tiene forma de mata y no suele pasar el metro de altura, los tallos tienen distintas tonalidades (blanco, verde o rojo), sus hojas son de color verde grisaceo y las flores son moradas.

Quizás por la descripción pienses que es muy parecida a la lavanda y en parte tienes razón porque, si visitas el post, verás que la lavanda no es una planta, sino el nombre que se le da a todo un género, y dentro de él, se encuentra el cantueso.

Su origen está en las zonas bañadas por el mar Mediterráneo, en suelos donde no haya cal y por debajo de los 1.000 metros.

El nombre científico de esta planta es lavandula stoechas y, como suele ocurrir en estos casos, hay que acudir al mundo clásico para comprender su significado.

  • Lavandula: palabra del latín que deriva de lavare, que se puede traducir por “lavar” o “limpiar”, en referencia a su uso.
  • Stoechas: parece ser que se trata del nombre que los griegos dieron a alguna de las islas de la costa de Marsella.

Eso como forma oficial pero, otras formas más comunes por las que también se le conoce son:

  • Alucema.
  • Azaya.
  • Cantrojo.
  • Espliego.
  • Romero cantúo.
  • Hierba sabia.

Y por supuesto, al pertenecer a la familia de la lavanda, tiene un olor muy potente.

Cómo tomar cantueso

Cuando se trata de beneficiarse de todas las ventajas que aporta la lavandula stoechastienes las siguientes opciones.

1. En infusión

La manera más común de tratarse con hierbas medicinales. Si quieres preparar una bebida caliente de alucema, solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Pon a hervir la cantidad de agua según las tazas que quieras preparar.
  2. Añade una cucharadita de flores por cada una.
  3. Deja que cueza durante al menos 10 minutos.
  4. Pasado el tiempo, deja que se enfríe.

¡Así de fácil! Eso sí, no olvides usar un colador para asegurar que la bebida no tiene tropezones. 😉

2. En forma de aceite

Como te contaremos más adelante, esta planta puede usarse de forma externa para tratar múltiples problemas relacionados con la piel y para ello, nada mejor que aceite esencial de cantueso.

3. Como miel

Así es, existe una variedad de este producto conocida como miel de cantueso que se consigue cuando las abejas liban en esta planta.

Como imaginarás, se trata de una miel con un fuerte aroma a lavanda y más oscura… ¡Pero está deliciosa!

Propiedades del cantueso, ¿para qué sirve?

Llega el momento de descubrir todas las propiedades medicinales que esta planta guarda. Al fin y al cabo, es lo que te interesa, ¿verdad? 😉

1. Ayuda a la digestión

Hierbas para ayudar a tu estómago a digerir los alimentos hay a montones:

Pues a la lista esa, añade la lavandula stoechas. Así es, una infusión después de una comida copiosa te asegura evitar dolores de estómago, gases y demás problemas relacionados con la digestión.

2. Limpia las heridas

¿Recuerdas cuando hemos hablado de los usos externos del cantueso? Pues en parte nos referíamos a esto (y decimos en parte porque no es el único).

Y es que gracias al aceite de lavandula stoechas y sus propiedades antibacterianas, si sufres algún corte o herida, puedes conseguir que no se infecte si aplicas un poco de este sobre ella. Y además, como añadido, también favorece una correcta cicatrización.

Vamos, que debe estar en tu botiquín sí o sí. 😉

3. Alivia los dolores en las articulaciones

Siguiendo con los usos externos de esta planta, otra de las ocasiones en la que puedes acudir a ella es en caso de dolor articular. El motivo es que también sirve como antiinflamatorio por lo que, si el dolor es debido a una hinchazón, ayuda a que baje.

Pero no solo sirve para las articulaciones… En caso de que el dolor sea muscular, masajear la zona dolorida con aceite esencial de esta planta reduce el dolor y relaja la musculatura.

Incluso se puede combinar con la planta de romero para conseguir un mayor efecto calmante.

¿Hay algo para lo que no sirva esta planta?

4. Perfecta para los catarros y resfriados

Dejando a un lado su uso externo, una infusión de cantueso es un remedio natural excelente para las dolencias relacionadas con el aparato respiratorio.

Si recuerdas lo que te hemos contando hace un rato, es antibacteriana (por lo que elimina las bacterias que causan el malestar) y además, también ayuda a calmar la tos y aliviar la congestión nasal.

Contraindicaciones del cantueso

Antes de que empieces a encargar enormes cantidades de lavandula stoechas, es importante que conozcas cuándo no se recomienda su consumo.

De forma general, está prohibida para las mujeres embarazadas o en época de lactancia, no porque sea tóxica, sino porque no se ha demostrado que no pueda afectar al bebé.

También hay que tener en cuenta que, si se consume en exceso, puede provocar taquicardias y dolor de cabeza (entre otros síntomas).

Por eso, y como siempre te decimos, consulta a tu médico antes de empezar a tratarte y si tienes cualquier duda.

¿Tienes algo que decir sobre el cantueso?

Al final, para no ser una planta muy conocida, el cantueso ha resultado una grata sorpresa, ¿o no? Eso es lo que queremos saber.

Queremos que nos cuentes qué te ha parecido, si ya la conocías, si le darás una oportunidad, etc… Para hacerlo, solo tienes que ir hasta los comentarios y escribir lo que te apetezca acerca de esta planta.

¿Seguimos en ellos entonces? 😉