Saltar al contenido
Hierbaspara – Remedios caseros y plantas medicinales

Equinácea o echinacea angustifolia, cómo conseguir un sistema inmunitario a prueba de bombas

La equinácea, planta sobre la que te hablaremos hoy, tiene unas propiedades increíbles.

Pero si hay una que destaca frente al resto, es su capacidad de generar en tu organismo unas defensas casi inexpugnables.

¿Te imaginas una planta que te cure el resfriado? O mejor, ¿que te ayude a no cogerlo siquiera?

Pues esas son solo algunas de las ventajas que ofrece… tiene muchas más igual de interesantes.

¿Quieres descubrirlas? Solo tienes que seguir leyendo.

 


¿Qué es la equinácea?

Se trata de una planta que pertenece a la familia de las asteráceas, también conocidas como compuestas.

Es originaria del los países de la zona norte del continente americano, más en concreto de:

  • El espacio conocido como Las Grandes Llanuras de Estados Unidos.
  • Centro-oeste.
  • Canadá occidental.

En cuanto a su descripción, se trata de una planta que mide 1 metro de alta, su raíz es negra y tiene un gusto picante. Sus hojas son enteras y poseen 3 nervios. Las flores son de color rosa o púrpura.

El receptáculo (lugar del que salen sus flores) está cubierto de espinas. Algo que, como veremos a continuación, tiene relación con su nombre científico ya que este es echinacea angustifolia y su significado es el siguiente:

  • Echinaceaproviene de la palabra griega echino que se traduce por “espinoso”.
  • Angustifoliase trata de un epíteto latino cuyo significado es “con hojas estrechas”.

Eso en cuanto a la parte científica, pero tiene otros nombres más comunes por la que también se le conoce:

  • Flor cónica de la pradera.
  • Flor púrpura de la pradera.
  • Sombreros de sol.

Existe una variedad de esta planta conocida como echinacea purpuera, con la que comparte propiedades y descripción salvo en un aspecto: el ancho de sus hojas.

Propiedades de la equinácea

Como solemos hacer en estos casos, antes de contarte para qué sirve la equinácea queremos que conozcas las distintas maneras que tienes para beneficiarte de ella.

Al igual que la mayoría de las plantas, optar por una infusión siempre es una buena idea. Para ello, sigue estos simples pasos:

  1. Prepara dos cucharadas de postre de equinácea por cada taza que vayas a preparar.
  2. Pon el agua a hervir.
  3. Una vez que empiece, incorpora la planta y déjala a fuego medio durante 2 minutos.
  4. Cuando pasen, retírala del calor y deja que repose 3 minutos.
  5. ¡Tómatela cuando quieras!

Eso sí, no olvides usar un colador cuando llenes las tazas (así evitaras trozos desprendidos) y mucho mejor si la bebes cuando te vayas a acostar.

Este es un método, pero en el mercado puedes encontrar echinacea angustifolia en otras muchas formas como:

  • Cápsulas.
  • Extracto seco.
  • Extracto fluido.
  • Lociones.
  • Cremas.

¡A eso llamamos nosotros tener opciones para elegir! 😉

1. Estimula el sistema inmunitario

Si por algo es conocida esta planta, es por esto.

De hecho, mucha gente la utiliza como antibiótico (incluso los nativos americanos la usaban para sanar sus heridas) pero su forma de funcionar difiere un poco de este tipo de medicamentos.

Ten en cuenta que estos últimos, están pensado para que ataquen las bacterias dañinas que tengas en tu organismo. Mientras que la echinacea angustifolia lo que hace es que tu cuerpo aumente su número de defensas naturales.

Eso hará que no tengas que recurrir a medicinas para superar enfermedades poco graves como:

Así que ya sabes, a los primeros síntomas, una taza de equinácea.

2. Ayuda a los pacientes de quimioterapia

Si tú o alguien cercano a ti tiene la desgracia de sufrir un cáncer, es muy probable que en algún momento se empiece un tratamiento de quimioterapia.

Es un proceso que puede hacer que superes la enfermedad, pero que dejará el sistema inmunitario del paciente muy debilitado. Por eso, como te hemos contado hace un rato, puede ser una buena idea que tome equinácea.

Y decimos “puede” porque, como veremos más adelante, no en todos los casos es buena idea su consumo para combatirlo.

Sobra decir que si es tu situación, tienes que consultar a tu médico antes de nada.

3. Desinfectante natural

Siguiendo con las ventajas de tener unas defensas espartanas en tu cuerpo, también se puede utilizar para curar las enfermedades relacionas con infecciones.

Nos referimos a:

  • Herpes.
  • Relacionadas con el sistema urinario.
  • Para la otitis.
  • Los orzuelos.
  • De trasmisión sexual.

Y si te gusta practicar deportes de aventura, o eres propenso a las caídas y arañazos, también ayudará a que tus heridas no se infecten.

4. Beneficiosa para tu piel

En este caso, hablamos de un uso externo de esta planta.

Puedes aplicarla de forma directa sobre la dermis en cualquiera de estos casos:

  • Limpiar un corte.
  • Aliviar picaduras de insectos.
  • Para eliminar puntos negros, acné y llagas.
  • Si te has quemado.

Como ves, sirve tanto para estar sano por dentro y por fuera.

5. Combina la equinácea con propóleo

Por si todo esto te ha parecido poco, todavía puedes conseguir un remedio más potente mezclando equinácea y propóleo.

Incluso puedes añadir a esa combinación suplementos de vitamina C para conseguir un cuerpo con unas defensas dignas del mejor castillo.

Contraindicaciones de la equinácea

A pesar de todo lo bueno, la equinácea tiene efectos secundarios y casos en los que su consumo no está recomendado:

  • Alergia: si las plantas compuestas te generan reacciones alérgicas, mejor evítala.
  • Abuso: como todo en esta vida, si tomas demasiado puede tener un efecto negativo. En este caso serán náuseas y problemas de estómago.
  • Medicamentos: puede hacer que los efectos de estos disminuyan, así que mejor no combinarlos sin la certeza de que son compatibles.
  • Incompatible con la cafeína: ya que evita que esta se deshaga y se mantiene más tiempo en tu sangre.
  • Asma: mucho cuidado ya que puede hacer que aumente.
  • Ante algunos tipos de cáncer: en leucemias, linfomas y mielomas se desaconseja porque hace que suba el número de células cancerígenas.

Como ves, se trata de unas contraindicaciones serias. Así que hoy más que nunca, te diremos aquello de que hables con tu médico antes de empezar un tratamiento con esta planta.

¿Qué te ha parecido la equinácea?

Esto es todo por hoy.

Si tienes algo que contarnos sobre la equinácea, tienes los comentarios más abajo a tu entera disposición.

Recetas, dolencias que tratas con ellas, dudas… cualquier pensamiento que te ronde la cabeza en bienvenido.

¿Qué nos dices? ¿Seguimos por ahí entonces? 😉