Saltar al contenido
Hierbaspara – Remedios caseros y plantas medicinales

Fumaria officinalis, protege tu estómago y mucho más con esta planta

La planta sobre la que te vamos a hablar hoy, la fumaria officinalis, es muy probable que no sea de las más conocidas. Quizás por eso sorprende tanto todo lo que puede hacer por ti:

  • Aliviar digestiones pesadas.
  • Favorecer el funcionamiento del hígado.
  • Conseguir un extra de energía.
  • Etc.

Así es… etcétera. Es decir, que todavía hay más.

¿Quieres descubrir todo lo que puedes tratar con ella? No lo podrías tener más sencillo, lo único que tienes que hacer es seguir leyendo.

Nosotros nos ocupamos del resto. 😉

Fumaria-propiedades

 


¿Qué es la fumaria officinalis?

Englobada dentro del género Fumaria y a la familia Papaveraceae, se trata de una planta que tiene su origen en el continente europeo, aunque hoy en día está establecida en Norteamérica.

En cuanto a su descripción, su tallo es recto y muy ramificado y suele alcanzar una altura cercana a los 50 centímetros.

El nombre de fumaria proviene de la palabra latina fumus, que significa “humo”. No hay una versión oficial pero la más extendida asegura que se debe a que, cuando se machaca, provoca un intenso lagrimeo en los ojos, como cuando se está en medio de humo.

Hay quien asegura que es más intenso que cuando se corta una cebolla.

Officinalis es un epíteto latino medieval que se usa en aquellas hierbas con propiedades medicinales. No en vano, se traduce por “que pertenece a una officina“, que era donde los monjes almacenaban todas sus medicinas.

Eso en cuanto a su nombre científico, pero otras formas más comunes por la que también se le conoce son:

  • Palomilla.
  • Sangre de Cristo.
  • Gitanillas.
  • Pañalitos.

¿Te suena por alguno de ellos?

 

Propiedades de la fumaria officinalis, ¿para qué sirve?

Llega el momento de contarte todo lo que esta planta puede hacer por ti y tu salud.

Pero antes, como solemos hacer, queremos contarte las distintas formas que tienes para aprovechar todos los beneficios de la fumaria.

Como ocurre con la inmensa mayoría de las hierbas, puedes preparar una infusión de una manera rápida y sencilla, ya que solo necesitas 2 ingredientes:

  • 1 o 2 cucharaditas de fumaria.
  • 1 taza de agua.

A continuación, los pasos que debes seguir son:

  1. Pon el agua a hervir.
  2. En cuanto empiece, incorpora la planta.
  3. Deja que todo hierva durante unos 3 minutos.
  4. Retira y deja que repose otros 3 minutos.

¡Listo! Te recomendamos que uses un colador para servirlo y así evitar posibles trozos que se hayan desprendido. Y que como mucho, tomes 1 o 2 tazas al día.

Pero si lo tuyo no son las bebidas calientes, tienes otras alternativas para disfrutar de todas su propiedades:

  • Cápsulas.
  • Extracto.

Seguro que ambas opciones las puedes encontrar en tu herbolario más cercano.

Y ahora sí, veamos en más en profundidad qué dolencias puedes tratar con fumaria.

 

1. Para cuidar tu hígado

Este es uno de los usos que, a lo largo de la historia, más se ha dado a la fumaria. De hecho, Dioscórides (un cirujano militar de la época de Nerón) ya la describía en sus escritos como un remedio para las enfermedades del hígado.

Todo gracias a sus propiedades coléricas y colagoga, que estimulan el funcionamiento de este y de la vesícula, lo que favorece la fácil digestión de las grasas y limpia tu cuerpo.

También está recomendado su uso para dietas de limpieza hepática.

 

2. Para conseguir energía extra

Si eres una persona deportista o tienes un trabajo que te exige un gran esfuerzo y te notas muy cansado, esta planta te ayudará a darle la vuelta a la situación.

El motivo es que es capaz de aumentar el número de glóbulos rojos en sangre. También viene bien si sufres de anemia.

 

3. Para bajar el exceso de energía

Si te acabamos de contar que sirve para cuando estás sin fuerzas… ¿cómo que también sirve para lo contrario? No, no se nos ha ido la cabeza.

El “truco” reside en que, si tomas fumaria durante más de 10 días, los efectos anteriores se invierten y se vuelve un remedio para perder esa energía de más y disminuir la presión arterial.

 

4. Para adelgazar

Operación bikini, excesos en navidades y Año Nuevo,… no importa. Cualquier momento es bueno para recuperar un peso saludable y ahí esta planta es tu gran aliada.

El motivo es que funciona como diurética y laxante o, lo que es lo mismo, te ayudará a expulsar de tu cuerpo el exceso de líquidos y sobrantes.

 

5. Para ayudar a tu estómago

Ya hemos visto como esta hierba ayuda a digerir mejor los alimentos, pero no termina ahí en lo referente a digestiones.

Si eres una persona a la que le gustan los platos condimentados con especias fuertes, tomar fumaria protegerá tu estómago de ellas (en especial si tienes una úlcera).

Pero todavía hay más…

También luchará contra los parásitos intestinales y hará que el estómago realice sus funciones mucho mejor.

Y para terminar, una taza a modo de postre y tu digestión será mucho menos pesada.

 

Contraindicaciones de la fumaria officinalis

Ya hemos visto todo lo bueno. Ahora toca ver la parte negativa de esta planta:

  • Enfermedades cardiovasculares: no tomar si estás siguiendo un tratamiento para el corazón, circulación sanguínea o accidente vascular.
  • Glucosa en sangre: es capaz de alterar su nivel.
  • Hipertensión o hipotensión: si sufres cualquier de ellas, evita su consumo.
  • Embarazo y lactancia: no se trata de una planta tóxica, pero no está probado que no pueda llegar a afectar al feto.
  • Dolor en el abdomen: si se abusa o se toma de forma incorrecta.

Y recuerda que, como siempre te decimos, es indispensable que consultes a tu médico antes de iniciar un tratamiento con cualquier planta.

 

¿Qué te ha parecido la fumaria officinalis?

Hasta aquí el post sobre la fumaria officinalis. Como has visto, es una planta con unas propiedades estupendas pero que requiere un poco de cuidado con su consumo.

De hecho, su tratamiento no debe prolongarse mucho en el tiempo o será cuando empezarán los “problemas”.

Pero teniendo eso claro, es un remedio natural estupendo. 😉

Entonces qué, ¿vas a darle una oportunidad? ¿Ya la conocías? ¿Sabes de otras dolencias que se puedan tratar con ella?

¿Nos lo cuentas en los comentarios?
Fotografía By Zeynel Cebeci (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons